Conjuntivitis en niños pequeños


Mamita, muchas veces te preguntas sobre la conjuntivitis en niños pequeños, en especial debido a la probabilidad de que tu engreído pueda tenerla. Esta se presenta como una inflamación y enrojecimiento causados por un virus, bacterias y/o alergias. Se puede inflamar por el polvo, el moho o la caspa animal y se verá afectada por el viento contaminado, el humo, etc.

Además, en algunos casos esta infección puede durar entre semanas, meses e inclusive años, estas originadas por el ectropión (cuando el párpado se tuerce hacia afuera) o entropión (cuando es hacia dentro). También puede darse por la sensibilidad a ciertos productos químicos o exposición a una bacteria llamada clamidia, lo cual origina esta molestia en tu hijito.

Causas de la conjuntivitis

La conjuntivitis la puedes contraer por el contacto directo de tus ojos con tus manos sucias, al no lavarlas infectas el párpado. Además, tener contacto con las toallas húmedas e infectadas ocasiona esta infección que molesta a tu angelito. Mami, debes tener cuidado porque muchos productos químicos también pueden ser el detonante para contraer esta molesta infección contagiosa, aparte del polvo, humo de los vehículos del tabaco, etc.

Síntomas de conjuntivitis en tu pequeño

Para que te des cuenta si tu retoño tiene esta infección en el ojo, debes de tomar en cuenta estas siguientes advertencias.

–          Hinchazón en el ojo y enrojecimiento en el glóbulo ocular

–          Picor en el ojo

–          Sensación de tener arena en el ojo

–          El ojo lagrimea constantemente

Prevención

La conjuntivitis es muy molestosa y, en el peor de los casos, contagiosa. Para no contraerla debes de tener mucha higiene y transmitirle eso a tu angelito. Lávense la mano con jabón antiséptico, siempre practiquen este hábito, los ayudará a no contraer otras enfermedades. Debes de secarte las manitos con toallas limpias o en todo caso utilizar papel toalla.

Tratamiento de la conjuntivitis para tu pequeño

Recuerda, las mamis no deben tomar las decisiones solas, siempre deben consultar con el pediatra. Él le dará la mejor solución a esta infección tan molestosa. Te recetará antibióticos o colirio. Además, debes enjuagar el ojo con suero fisiológico varias veces al día. Asimismo, debes lavarte la manito antes y después de haber tocado el ojo infectado para no contagiar a nadie. De preferencia, el pequeñito no debe acudir al nido o colegio hasta recuperarse totalmente.

Deja un comentario